Café

La acidez del café: una nota que añade brillo a cada taza

estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella

¿Sabías que la acidez de café es una propiedad que le agrega complejidad y sabor? Aprende a distinguir y apreciar esta importante parte del café.

facebook twitter
cafe
reloj

hace 1 año

Aunque para algunos pueda parecer algo contraintuitivo, un café sin acidez tendría un sabor apagado y sin vida. Esta característica es una de las más importante en una bebida de este tipo. Es una nota que destaca otros sabores y le agrega un “brillo” a cada sorbo. Junto con otras cualidades como el cuerpo, la fragancia y la dulzura, la acidez aporta complejidad a nuestra infusión favorita. Ahora bien, ¿cómo identificamos esta nota en particular? La acidez del café es un sabor primario que se “siente” en los costados de la boca y que generalmente nos hace salivar. Después de probar un sabor ácido, por lo general tenemos una sensación de sequedad (algo conocido como astringencia) acompañada por la liberación de saliva de nuestras glándulas salivales. Claro que esta sensación no es deseable y la acidez de un café debe ser moderada para ser agradable. Es por eso que es importante aprender a distinguir los tipos de acidez que podemos encontrar en una taza. En términos generales estos pueden ser: cítrico, tartárico, láctico y málico. Cada uno tiene distintas cualidades; mientras que el ácido cítrico le da un regusto a limón o naranja, el ácido tartárico es más amargo, el málico tiene esencia de manzana o pera y el láctico es aquel que encontramos en alimentos como el yogur. Todos estos tipos de acidez son especiales y tienen una función concreta. Es muy común que la gente se preocupe por si el café es dulce o amargo, pero no todo el mundo tiene en cuenta la acidez, cuando es uno de los factores más importantes a la hora de preparar un buen café.

cafe descrpcion

¿Cómo educar a mi paladar?

Siempre es bueno practicar tus habilidades en catación con muestras de diferentes sabores. Para tener una idea de la acidez real coloca en un plato frutas como naranjas, limones, arándanos y kiwis y comienza a categorizarlos de acuerdo con la acidez que pruebes en cada uno. Solo con la práctica y mucho tiempo, lograrás distinguir la distinta acidez de cada uno. Después de esto, te hará mucho sentido que te hablen de las “notas frutales” del café. ¡Empieza probando distintos sabores y estarás en camino de ser un experto cafetero!

estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella estrella

ARTÍCULOS ANTERIORES

portada antigua

Expresiones TG

Explora los rincones desconocidos de Coyoacán

portada antigua

Cacao

El chocolate: un placer con muchos beneficios

portada antigua

Expresiones TG

¿De dónde viene la tradición del pan de muerto?